Cómo gestionar o tratar a personas difíciles

feb
2009
12

posted by on Atencion al Usuario/Cliente, Gestión, Inteligencia Emocional, Recursos Humanos, Resolucion de Conflictos

No comments

EnfadadoEn nuestra vida personal, en nuestro trabajo o en cualquier situación de nuestra vida, muchas veces se nos presentan personas difíciles de tratar o que, por situaciones personales o situacionales de cada uno, se muestran de una manera irritable o intolerante para nosotros. Estas situaciones no tendrían que parecernos agravios, sino todo lo contrario, tendrían que ser un desafío o una oportunidad para nosotros.Muchas veces delante de este tipo de situaciones, inconscientemente, actuamos de manera reactiva: nos enfadamos, contraatacamos, nos molestamos y herimos, huimos de la situación y perdonamos, o mantenemos un resentimiento perpetuo acerca de la situación.

Si queremos ser eficaces delante de estas situaciones tendremos que ser proactivos ante estas situaciones, y por tanto tendremos que controlar nuestro inconsciente y dominar el espacio de tiempo que existe entre el estimulo dado por la otra persona y nuestra respuesta.

Sin embargo el como enfocar la situación dependerá de la relación que tengamos con la persona que tengamos delante, ya que esta puede ser desde un familiar, a un desconocido, pasando por un amigo o un cliente. Así por ejemplo si vemos mucho esa persona, necesita trabajar sobre sus reacciones y tratar de construir una mejor relación. Sino se creará una situación venenosa y destructiva que lo comerá con en el transcurso del tiempo.

Tenemos la tendencia a pensar que nuestra forma de ver el mundo es la buena o la correcta. Pero la realidad es que hay tantas formas de ver la realidad como personas existen en el mundo. Por lo tanto no es de extrañar que uno no se lleve bien con todos. De hecho, ¡ya es increíble que tengamos buenas relaciones con tantas otras personas!

Muchas veces nos encontramos a personas que ven las cosas de una manera tan diferente a la nuestra que encontrar un vínculo con ella es del todo complicado. El secreto en estas situaciones es ponernos en lugar de la otra persona y tratar de ver la situación desde su perspectiva, para ello es necesario que tengamos la mente abierta y así podremos intentar comprender el punto de vista de los demás.

Por el contrario es posible que nos encontremos a personas que no estarán mucho tiempo dentro de nuestras vidas o que no son muy importantes para nosotros, es

Intentaremos mantener la perspectiva de la situación

A pesar que tendríamos que escuchar a todo el mundo y intentar aprender de cualquier situación o persona, las opiniones de determinadas personas no son tan importantes. Muchas veces se nos ofrecen consejos u opiniones de manera gratuita y nadie conoce nuestra vida como nosotros. Por eso en ocasiones tendremos que coger los consejos y las críticas que nos dan con moderación

Nunca tenemos que estar a la defensiva

Como los demás, nosotros, sobretodo cuando hacemos nuestro trabajo, no intentamos hacerles la vida difícil a los demás o ser crueles de manera deliberada. Por lo tanto no tenemos que estar siempre a la defensiva. Si otra persona nos ataca no puede hacernos daño a no ser que nosotros lo queramos. Si nuestro atacante comprueba como sus ataques no obtienen el resultado deseado probablemente desaparecerán.

Recuerde que no es nada personal

Si nos encontramos con una persona difícil, posiblemente lo será con todos y no solo con nosotros. Hay personas que tienen roces con todo el mundo.

Siempre intentaremos sacar una lección de toda situación

Muchas veces las personas difíciles con las que nos encontramos puedes decir de nosotros mismos muchas cosas. Ante estas situaciones nos tendríamos que hacer preguntas y tratar de responderlas de la manera lo más honesta posible. ¿Por qué reacciono de esta manera? ¿Este tema me es particularmente sensible? ¿Estoy tratando de ocultar algo? ¿Me estoy protegiendo de una amenaza imaginaria? ¿Estoy perdiendo una oportunidad de crecer y mejorar?

A menudo las situaciones difíciles pueden enseñarnos alguna cosa. Por lo general crecemos sólo cuando experimentamos cierto dolor, y las relaciones difíciles pueden ser uno de los maestros más eficaces.

 

Tags: ,

Add Comment Register



Leave a Reply